¿Qué tienes en la cabeza? Se pregunta cuando alguien está despistado.

Tiene pájaros en la cabeza, se dice de alguien inmaduro.

Pero es malo realmente soñar, dejar que los niñ@s creen e inventen historias.

El ejercicio de la última clase sirvió como pretexto para que los alumnos pensaran acerca de sus sueños, sus gustos e ilusiones. Un ejercicio libre en el que debían de dibujar en el interior de la silueta de su cabeza todo lo que se les ocurriera. L@s niñ@s pensaron antes de dibujar y comunicaron a sus compañeros lo que iban pintando.
Estás loca!!, le decía una niña de 5 años a la otra. ¿ Por qué?, le pregunté. Porqué no para de reírse!!!. me contesta….  pues entonces:  bienvenida la locura!!!
Es necesario provocar a los niñ@s para que exploren en su interior lo que realmente les gusta, si queremos que el día de mañana sean ciudadan@s críticos, libres y con capacidad de decisión.
Diana 5 años. Las flores, las tartas el sol…

Jorge de 8 años. pintó un guepardo, una iglesia, 
un árbol, los exámenes y por último “el cuerpo” 
que es lo que le interesa esta temporada.

María 11 años. los caramelos, los globos, el sol, las flores y la nieve
  
Silvia 11 años. Flores, estrellas, sol, amor, nieve, y ella
 misma, se pintó de blanco mirando sus ilusiones

Eva 11 años. Las matemáticas, el paddel, los caramelos, 
las flores, y una “R” misteriosa