Los pequeños artistas de Da Vinci Didáctica se han puesto en la mente de Joseph Cornell para construir auténticas obras de arte con sus recuerdos, muñecos, pegatinas y cromos. 




La elaboración de estos trabajos inspirados en Joseph Cornell está hecha por niños y niñas de 6 a 10 años de edad. 



Joseph Cornell fue un artista neoyorkino que en los años 30 del S.XX comenzó a componer sus obras en pequeñas cajas. Dentro de ellas componía objetos que recopilaba, que encontraba en tiendas y librerías de segunda mano. Sus assemblages están elaborados por elementos que le fascinaban, contribuyendo a crear un universo propio. Los objetos que utilizaba para sus creaciones fueron elegidos cuidadosamente, aunque muchos de ellos no tenían un valor intrínseco, sino que cuando se combinaban con otros objetos revelaban un significado más profundo. Este significado poético recuerda mucho al movimiento Surrealista: el misterio, la fantasía, el subconsciente, los sueños, etc., pero mientras que los artistas surrealistas estaban interesados en relaciones inesperadas o chocantes, incluso violentas, Cornell buscaba un significado en la combinación de los objetos dispares y muchas veces este significado pertenecía a la fantasía o a los recuerdos del artista.

En nuestras cajas entran en juego todos los factores de la creatividad. La propia selección de los elementos que forman parte de la composición les invita a hacer un trabajo propio, original y único. El momento de componer requiere gran flexibilidad, es decir, cambiar una idea por otra, adaptarla y modificarla, descubriendo nuevos sentidos y relaciones entre los elementos que configuran el todo.