Nuestros alumnos del Colegio Rufino Blanco subieron los zapatos a la mesa y se pusieron manos a la obra. Sus trabajos aúnan observación, representación minuciosa del objeto, y una dosis de imaginación. En estas fotos vemos algunos de los trabajos.