El pasado sábado 17 de Noviembre tuvo lugar la primera sesión con un grupo reducido, a modo de “avanzadilla”. De un modo experimental nos adentramos en la estructura interna de las cosas; analizamos el andamiaje de las formas básicas que sustenta el objeto de nuestra mirada.
Mediante un esquema simplificado centramos  la realidad en la que estamos trabajando, el modelo. Vimos cómo el espacio circundante ayuda a configurar la forma protagonista, y cómo el arte nos sirve como vía de conocimiento.

Pasamos un rato genial, con un ambiente de reflexión, de trabajo relajado, y buena compañía. Fue un placer descubrir que estos talleres tienen sentido, y adquieren forma gracias a asistentes tan formidables.